La Voluntad Perfecta de Dios

¿Podemos conocer la voluntad perfecta de Dios? ¡Por supuesto! Y es mucho más simple de lo que pensamos. He oído a muchas personas hacer esta pregunta, esperando una respuesta definitiva que les indique claramente las decisiones que deben tomar – en cuanto a su carrera, trabajo, relaciones, etc. Esas son preguntas válidas, y si acudimos a Dios en oración, el Espíritu Santo nos guiará en todo nuestro caminar (Proverbios 3:5-6).

Pero la voluntad de Dios para nosotros es mucho más profunda que eso. Estoy convencida de que tenemos libre albedrío, y Dios nos da a elegir muchos de los detalles de nuestras vidas. A fin de cuentas, hagas lo que hagas, vivas donde vivas, la voluntad de Dios es que estemos EN Él, y que vivamos la vida CON Él. Lo demás, son detalles.

Puedo afirmarlo con certeza porque Jesús nos muestra claramente cuál es Su voluntad para nosotros en Su última oración por Sus discípulos. Te comparto aquí Sus palabras, como si nos las hubiera dicho directamente a nosotros (en lugar de estar orando al Padre). Quiero que escuches directamente lo que Jesús desea para ti:

Juan 17:6-26

Les he revelado quien es mi Padre.

Ahora saben que todo lo que el Padre me dio viene de Él, porque les he entregado las palabras que Él me dio y las han aceptado, y saben con certeza que salí del Padre, y han creído que Él me envió.

Le he pedido a mi Padre por ustedes, que los proteja con el poder de Su nombre – el nombre que me dio – para que ustedes sean uno con nosotros, así como mi Padre y yo somos uno.

Quiero que tengan mi alegría en plenitud.

Les he entregado la palabra de mi Padre, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

No quiero sacarlos del mundo, sino protegerlos del maligno.

No son del mundo, como tampoco lo soy yo.

Quiero que mi Padre los santifique en la verdad; Su palabra es la verdad.

Así como mi Padre me envió al mundo, los envío también al mundo.

Por ustedes me santifiqué a mí mismo, para que ustedes también sean santificados en la verdad.

Le ruego a mi Padre por los que han de creer en mí por el mensaje de ustedes, para que sean uno.

Así como mi Padre está en mí, y yo en mi Padre, mi deseo es que ustedes también estén en nosotros, para que el mundo crea que mi Padre me envió.

Les he dado la gloria que el Padre me dio, para que ustedes sean uno, así como nosotros somos uno: Yo en mi Padre, y mi Padre en mí.

Mi deseo es que alcancen la perfección en la unidad, y así el mundo reconozca que mi Padre me envió, y que mi Padre los ama tanto como me ha amado a mí.

Mi deseo es que estén conmigo donde yo estoy.

Quiero que vean mi gloria – la gloria que el Padre me dio porque me amó desde antes de la creación del mundo.

Ustedes reconocen que el Padre me envió. Quiero que sepan quien es mi Padre, para que el amor con que Él me ha amado esté en ustedes, y que yo mismo esté en ustedes.

Vive tu vida en relación con Dios. Recibe el perfecto amor del Padre, para que disfrutes el ser uno con Dios – conforme a Su voluntad. Camina con Él, ábrele tu corazón, deja que Él cambie tus deseos… y vas a vivir en Su perfecta voluntad.


Dra. Chiqui Polo-Wood | Todos los derechos Reservados 2016

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s