Una lección de la bella y la bestia

Hace un tiempo fuimos a ver “La Bella y la Bestia” — el musical de Broadway.

Yo había visto la película animada – lo conozco bien, y me encanta la música; así que no esperaba ver nada nuevo. Pero hubo una escena que me llamó la atención. De repente vi algo que no había visto antes.

Para aquellos de ustedes que no han visto la película o la obra, aquí hay una versión corta de la trama:

Un apuesto príncipe – y todo el mundo en su castillo – ha caído bajo un terrible hechizo. Debido a este hechizo, él se convierte en una bestia, y todos sus siervos se convierten en objetos “animados”: un reloj, un candelabro, una tetera, y así sucesivamente. La única forma en que el hechizo se puede romper es si la bestia aprende a amar y encuentra alguien que lo ame como él es.

Entonces, en esta escena, Belle (una hermosa doncella) está en el castillo, y la bestia está expresando su frustración por quien – y entonces se detiene y cambia la frase y dice, “lo que me he convertido.” Entonces los siervos empiezan a cantar expresando su anhelo y la esperanza de volver a ser “humanos otra vez.”

¡Ahí es donde vi algo nuevo! ¡Esta historia es más profunda de lo que me había imaginado. Esta es una historia de la redención! La humanidad está bajo una maldición. Por lo tanto, estamos viviendo vidas sub-humanas, anhelando y esperando la redención.

¿Cómo viene la redención?

Cuando nuestro Príncipe – que se ha convertido en uno de nosotros – se entrega libremente su vida en amor perfecto y desinteresado. Y cuando recibimos libremente ese amor, somos regenerados – re-humanizados.

En la historia, la bestia pone a Belle en libertad. Decide no mantenerla cautiva y obligarla a amarlo, a pesar de que esta es su única esperanza de romper el hechizo. (El amor da libertad). Belle regresa voluntariamente para advertirle que se viene un ataque contra el castillo. Cuando llega el ataque, la bestia se niega a defenderse, y es apuñalado. Cuando está muriendo, en los brazos de Belle, ella de dice, “Te amo.” La bestia muere; pero entonces es levantado y transformado, de modo que vuelve a ser en el apuesto príncipe que había sido.

OK. Tal vez no sea un paralelo exacto. Jesús dio su vida por nosotros, y fue exaltado a la gloria así nosotros no lo amemos. Sin embargo, es fácil ver los elementos redentores que tiene esta historia.

Y yo me pregunto …

• ¿Será que el Espíritu Santo trabaja incluso a través de obras de teatro como “La Bella y la Bestia”, para despertar en la gente el sentir de que hay una vida mejor? ¿Será que Él usa esta obra para despertar en la gente la esperanza de la resurrección? ¿ Será que Él usa la creatividad humana para atraer a la gente al corazón del Padre?

• ¿Podría ser que nosotros limitamos al Espíritu Santo cuando decimos que Él sólo puede hablar a través de las páginas de la Biblia? ¿Será que lo limitamos cuando pensamos que Él sólo puede anunciar el Evangelio a través de la Iglesia?

• ¿Podría ser que este grupo de actores, tan talentoso, al usar los dones que Dios les ha dado (aún si no lo reconocen), están participando en la misión redentora del Padre?

• ¿Podría ser que tú participas con el Espíritu Santo de más formas de las que reconoces?

• ¿Podría ser que los caminos de Dios son mucho más altos que los nuestros, y que haríamos bien en no limitarlo?

Piénsalo…


Dra. Chiqui Polo-Wood | Todos los derechos reservados 2016

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s