Vale la pena esperar

“¡¿En serio?! ¡Me encanta!!! “El entusiasmo de Kerry fue lo máximo. Era exactamente lo que había esperado y había estado anticipando los últimos meses. Supongo que sabes lo divertido que es cuando uno ve a un ser querido abrir un regalo “perfecto”.

En septiembre Kerry había estado en una tienda de ropa y había visto una chaqueta y se fascinó con ella. Estaba a un muy buen precio, y era la única que quedaba, pero Kerry dudó en cuanto a hacer ese gasto, entonces no la compró. Pero me comentó acerca de ella. Unos días más tarde yo estaba cerca de la tienda, y Kerry me pidió que mirara a ver si todavía la tenían. Lamentablemente, ya la habían vendido.

Por los próximos meses Kerry se lamentó de haber perdido la oportunidad y no haber comprado la chaqueta. Seguía buscándola (o por lo menos una parecida), ¡pero nada! No podía encontrar nada comparable.

Supongo que ya te imaginas el resto de la historia…

Lo que Kerry no sabía es que entre el día en que él la vio por primera vez, y el día en que me pidió buscarla, yo había ido a la tienda y se la había comprado. De hecho, estaba colgada en nuestro armario, pero él no lo sabía. Varias veces pensé en dársela, pero mi plan era sorprenderlo con ella como regalo de Navidad. Yo sabía que él se iba a emocionar, y no veía la hora de repartir los regalos. No es que yo no quisiera darle el regalo. Más bien lo estaba guardando para él, esperando el momento propicio para que él lo disfrutara al máximo.

Kerry dice que el retraso sólo hizo que su agradecimiento aumentara. No sólo recibió la chaqueta que anhelaba, sino que también recibió una sorpresa maravillosa, y mi plan fue muy diciente en cuanto al amor que le tengo. Por supuesto, eso era exactamente lo que yo quería. Y funcionó.

Me pregunto cuántas veces nos frustramos porque pensamos que Dios no está contestando nuestras oraciones, sin saber que Él ya ha dado la respuesta y sólo está esperando el momento perfecto para manifestarla – el momento en que la respuesta tendrá el mayor impacto y nos dará la alegría más grande.

Sé que esto no responde a todas las preguntas sobre por qué algunas de nuestras oraciones parecen quedar sin respuesta. Pero sí nos ayuda a poner algunas cosas en perspectiva. A veces pensamos que Dios nos está negando algo, pero Él realmente nos lo está guardando para el momento propicio.

Recuerda que cuando sometemos a nuestra causa a Dios, “Él dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito” (Romanos 8:28). Esto incluye lo que percibimos como un retraso en la respuesta a nuestras oraciones. Dios no tarda sus promesas; sino que siempre está buscando el máximo bien para nosotros.

Si no has visto la respuesta a tus oraciones – todavía – no te desanimes. Habla con Dios al respecto. Pídele que te muestre lo que necesitas ver en el proceso. Acércate más a Él, y Él te dará la fuerza que necesitas en la espera. Y puedes estar seguro de que, a su debido tiempo, recibirás una respuesta. Entonces podrás mirar hacia atrás y ver lo que Dios estaba haciendo. Y te alegrarás sabiendo que, en su amor perfecto, Él estaba perfeccionando las cosas que deseaba darte.

Por algunos bienes vale la pena esperar.


Dra. Chiqui Polo-Wood   |  Todos los derechos reservados

 

Advertisements

One thought on “Vale la pena esperar

  1. Increible que un simil tan “superficial” pueda tener tanta profundidad, en la perspectiva de un cristiano. Me impacto y me ayudo a mi perspectiva del amor de Dios. Gracias

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s