Una palabra para comenzar el año

En lugar de escribir mi artículo semanal, esta vez quiero compartir algo que recibí del Señor para este nuevo año. La mayoría de las veces, cuando Dios nos habla, lo que dice es bastante personal; pero algunas veces sabemos que lo que escuchamos de Él va dirigido a un grupo más amplio. Esto es lo que sentí con este mensaje que oí (en mi espíritu) la semana pasada:

“Ven a mí. Quiero enseñarte a poseer la tierra. No me refiero a tu país, sino a la tierra que te he dado a poseer – la tierra sobre la cual caminas en tu vida cotidiana. Te pertenece en el espíritu. Aprende a declarar mi palabra sobre ella. Aprende a declarar las cosas que no son como si ya lo fueran. No te preocupes por lo que ves, sino más bien cree lo que me escuchas decir. Mis palabras son verdad. Pon mis palabras en tu boca y toma posesión de las cosas que te he dado. Va a venir un tiempo en el que vas a tener que hacerte de oídos sordos a todas las demás distracciones y escucharme solamente a mí. Entonces acércate a mí. Pregúntame a mí, pues yo, y solo yo, tengo las respuestas. No confíes en tu propia prudencia; ni en la sabiduría de los ‘expertos’ – sino en mí. No tengas temor de hablar un mensaje que vaya contra la corriente. Muchos te criticarán; pero habla lo que sabes que es verdad; pues te he dado llaves para abrir y para cerrar, y estas solo funcionan mediante la fe. Abre tu boca y déjame llenarla.”

Me pregunto si hay algunas situaciones en tu vida que parecen imposibles. Tal vez estás enfrentando alguna oposición, o de pronto Dios te está llamando a hacer algo difícil. Sea cual sea tu situación, abre tu boca y declara la verdad de Dios. Confiesa lo que Dios te dice, aunque parezca absurdo. Llena tu boca con Su palabra, y declara la Verdad sobre toda situación.

Quiero recordarte que Dios nos habla porque es un Dios de relación que quiere tener conversaciones con Sus hijos. Entonces, si sientes que esta palabra es para ti, te animo a tomarla y usarla como tema de conversación con Dios. Pregúntale a Dios cómo quiere que la apliques en tu vida. Tal vez Dios te quiera dar detalles adicionales, o una aplicación específica para ti. Él tiene cuidado de ti.

Si hay algo que quieras compartir, o si quieres hacerme saber cómo Dios te ha hablado con esta palabra, me encantaría saberlo.

P.D. – Si no estás acostumbrado a “oír a Dios,” quiero compartir algunos puntos contigo. 1. Dios habla porque su naturaleza es de relación. Él quiere relacionarse con Sus Hijos de forma personal. 2. Dios no se ha quedado callado. La Biblia dice que no vivimos sólo de pan, sino de toda palabra que está continuamente procediendo de la boca de Dios (Mateo 4:4). 3. Dios nos habla por medio del Espíritu Santo para guiarnos a toda verdad. Jesús dice que “…cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta sino que dirá sólo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir” (Juan 16:13). 4. Escuchar a Dios es un asunto del espíritu – no de la mente (ver 1 Cor. 2:6-16). Cuando uno escucha a Dios, generalmente no es una voz audible. Puede ser una palabra, una imagen, una visión, o un sentir en el espíritu de lo que Dios quiere comunicar. Entonces, si esto es algo nuevo para ti, tal vez esta sea una buena forma de comenzar el año – acércate a Dios con una postura de escucharlo. Si necesitas recursos adicionales, avísame y te puedo recomendar algunos.


Dra. Chiqui Polo-Wood  | Todos los derechos reservados 2016

 

Advertisements

One thought on “Una palabra para comenzar el año

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s